Antí­canis

Hemos cambiado de dirección

18 junio 2006

Pequeña guía para acudir a una boda
Gran parte de mi vida laboral ha estado ligada a la hostelería. Sobre todo en grandes eventos como bodas y cenas de empresa, tanto de camarero, como de DJ (Horacio pinchadiscos jejeje)

Una vez puestos en antecedentes, he decidido confeccionar una guía sobre cosas que no me parecen correctas por parte de los invitados a tales eventos, y que he tenido la desgracia de presenciar.
  1. En la recepción, cuando coja una copa de una bandeja, evite hacer chistes o comentarios al camarero, por muy originales que usted crea que sean. Al rededor del 40% de la gente, al coger una copa le dice al camarero "te voy a quitar peso" y al menos otro 30% dice "esta noche me emborracho". Señores, a los camareros profesionales no nos preocupa el peso de las bandejas, y no nos importa lo que hagan con sus vidas.
  2. En la recepcion, evite preguntar qué es cada bebida. Si es negro, es cocacola, si es naranja, es un refresco de naranja, y si tiene espuma es una cerveza (no, no es la prueba de embarazo de mi vecina). Por lo tanto, la pregunta "¿esto es cerveza?" nos parece muy estúpida.
  3. Cuando le preguntamos ¿Quiere vino tinto o rosado? ... o.. ¿ cava o sidra? la respuesta "Si" nos resulta ambigua.
  4. A la hora de comer, no se preocupe por los cubiertos. Coma y disfrute que de los cubiertos nos ocupamos nosotros... pero eso sí, no nos pregunten que cubiertos hay que usar porque quedan como paletos. Si vosotros os callais, nosotros no os pondremos en evidencia.
  5. Por regla general, intente no dar mucho el coñazo, pues los camareros siempre tenemos un moco que nos sobra y no sabemos que hacer con él.
  6. Evite siempre hacer comentarios a un camarero sobre lo buena que está otra camarera, ya que muchos camareros trabajan con sus novias, y siempre es un placer sonreir, darse la vuelta y escupir en la ensalada.
  7. Si es usted mujer, sepa que (salvo excepciones) servimos desde atrás en el lado derecho. Digo esto para que nos facilite mirarle el escote.
  8. Mucha gente obesa come muy separada de la mesa. Ello nos parece bien, pero facilítenos el paso. Nos jode cantidad que un gordo no nos deje pasar, ello nos crea estrés y flemas.
  9. Cómase el plato fuerte, o no se lo coma. Si no le gusta la carne, pregunte si puede comer pescado, pues esas cosas suelen estar previstas. Pero por dios, no haga que en una boda de 400 personas el maestro de cocina le prepare unos huevos con patatas fritas. Os parecerá increible, pero ocurre muy a menudo.
  10. Nos encanta saber sus alergias, nos es más grato cuidarle de antemano que llamar despues a una ambulancia.
  11. Nunca se queje del vino. Aunque sea un Don Simon reserva del mes pasado, es el vino que los novios han elegido para usted, y es una falta de educación decir que es una mierda y que le traigan otro. Por cierto, si se queja siempre estamos encantados de traerles un Muga reserva si está dispuesto a abonarle ... que va a ser que no.
  12. No le pregunte al camarero cuanto cobra, o se encontrará con la cruda realidad. "Señor, aguantarles a ustedes no está pagado"
  13. En caso de que esté contratada una barra libre, beba, viva y deje vivir. No busque problemas ni peleas con los camareros, ya que en manos de un profesional un vaso de tubo es un arma mortal, y algunos barmans son tan habiles que pueden dejarle esteril con las pinzas de la cubitera mientras preparan un margarita con los dedos de los pies y todo ello sin darse importancia.
  14. Por educación, la barra libre no comienza hasta que los novios bailan el valls. Antes no les vamos a servir copas por mucho que den el coñazo.
  15. En cualquier momento de la boda, si necesita algo del camarero, no le chiste, ni le diga "chavaaal", ni "mostro" ni "jefe" ni "nene" ni ninguna chorrada, porque ante esos apelativos reaccionamos con una sonrisa, con un "UN Momentooo, ahora mismo estoy con usted" y luego nos vamos a atender a la rubia de los senos grandes.
  16. Nos da igual que sea el primo, el tio o la hermana o la amante de la novia, ello no le da más derechos, a nos ser que sea el padrino, que normalmente es el que paga, o bien los novios.
  17. Si quiere que el DJ le ponga alguna canción, pídasela. Pero no joda más de la cuenta o le pondrán 3 horas de Georgie Dann.

Bien, con está pequeña guía es casi seguro que puede sobrevivir a una boda, cena de empresa, bautizo o cualquier evento similar. En general todo se resume en "Disfrute usted, y dejeme hacer mi trabajo"

8 Comentarios:

Anonymous Anónimo said...

Percibo un ligerisimo resquemor hacia los invitados de las bodas en las que trabajas xD
Bueno, cada vez te queda menos tiempo currando de camarero, "mostro", o eso espero.

Saludos!
Kike

8:33 p. m.  
Blogger Linkita said...

Jaja, como me he reído. En todos los oficios hay cosas que sacan de quicio.

No hay nada que hacer... sólo tener paciencia.

Un saludo

9:39 p. m.  
Blogger Jonathan Fernández said...

resquemor ... si, esa sería la palabra. Es que he vivido cada situación en mi trabajo que no tiene nombre, además de todas las citadas, que son reales.

Tiene razón linkita, en todos los oficios hay cosas así. Aunque más que paciencia, lo que estoy es deseando que termine mi periodo hostelero. Ya queda poco ... pronto me quedo solo con en trabajo de administrador de sistemas, que ese también tiene miga.

Por cierto ... ;) ojo al detalle de que lo he puesto en un blog, en lugar de hacer un mail en cadena como haría cualquier internauta maleducado.

10:44 p. m.  
Blogger Ed. Expunctor said...

Escena: Jony sacando una recortada de su chaqueta, la carga clack-clack con una sola mano, se acuerda de los difuntos del invitado, se la mete en la boca (la recortada...) y le dice:
-Mira... la próxima vez métete el dedo por ese sitio por el que sale lo mismo que sale de la boca de los políticos... -se la saca (la recortada...) y dispara contra la botella de vino para liberar el dedo del invitado, que había quedado atrapado porque el tipo había estado haciendo el gracioso toda la noche con la botellita de los c*j*n*s...
A continuación se guarda la recortada y le sirve el pescaíto frito. Sin vino.

11:37 p. m.  
Blogger Jonathan Fernández said...

Juas Juas juas!!!! :D

9:21 p. m.  
Blogger tadea said...

ups, creo q debo corregir unos cuantos hábitos!!!! jajajja

aunk en la última boda q fui, me pusieron un cuchillo de untar la mantekilla para cortar el trozo de carne...!!! tengo pruebas del suceso!!!

Y no me quejé MUCHO a los camareros, solo lo imprescindible...

9:02 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Me parece que eres un gilipollas y muy poqco profesional para poner ese post. Imbécil.

5:36 a. m.  
Blogger Jonathan Fernández said...

Uish...debe usted haber pasado por estos lances, al menos por el punto 5.

En fín, podría borrarte el comentario, pero se quedará ahí como monumento a la libertad de expresión, y al derecho a equivocarse, más aún en el anonimato.

12:42 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home