Antí­canis

Hemos cambiado de dirección

25 abril 2006

Curas y monos
Acabo de ver en la tele una noticia de esas que ponen para completar el tiempo dedicado a los informativos. El tema va de tratar en el parlamento una serie de derechos de los animales aplicados a los simios. Suprimir ciertas prácticas y ciertos experimentos y bla bla bla...

Acto seguido sale un cura criticando y diciendo que esa gente es ridícula de tan progre que quiere ser.

De lo que se colige que al clero quiere que se experimente con simios, que son criaturas que sienten y que tienen un cerebro que les hace conscientes de si mismo, y que tienen una gran capacidad de sufrir, y que no se experimente con células madre que solo son eso .. células, sin un cerebro y sin conciencia ni capacidad de sufrimiento. Vayase usted a la mierda hombreee....

Nunca he dedicado mucho tiempo a pensar sobre la experimentación con animales, supongo que hay que tomar un compromiso entre el numero de vidas humanas que se salvan, y el dolor que se causa a otros seres vivos. Pero cuando escucho a los curas hablar me enciendo. Podría decir y argumentar sobre sus posturas. Podría decir que siento esto y siento lo otro, que si indignación y tal ... pero es mentira, porque lo que de verdad siento es que son unos hijos de puta que están todos los dias jodiendo. Y los odio aun más por hacerme tener estos sentimientos. Es lo que hay. Hoy tocaba sinceridad, aunque no esté orgulloso de ello.

En fin, seguro que todo esto de los monos es un complot judeo-masónico, o que detrás de todo está Bush, que como es un mono encerrado en un pseudocuerpo de hombre, quiere quedarse tranquilo de que no experimentemos con él si EEUU cae.

2 Comentarios:

Blogger Poisonirvy said...

¿ Y qúe te parece ahora que la iglesia quiera negociar con el estado el porcentaje que se lleva de la declaración de la renta? ¿Y qué te parece su campaña de "concienciación", propaganda burda diría yo, para que marquemos su casilla en la declaración?
Todavía no comprendo cómo la iglesia católica sigue interviniendo en cuestiones económicas de Estado y de política que no le conciernen en absoluto. Que se queden con sus santos y sus mentiras y nos dejen de una vez ya en paz... Uy, paro que me enciendo como un bólido...
Muy bueno, un saludo.

12:03 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

La SGAE, ahora la Iglesia... como sabes lo que me gusta xD

Hala, a dar cera!

Kike

12:32 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home